lunes, 23 de abril de 2018

En esta tierra.

La situación actual de mi país me hace sentir en una especie de oscurantismo. Colombia parece sumida en un medioevo donde la propia información y la supuesta libertad de expresión ha suprimido las ideas más que iluminarlas. Solo es abrir Facebook y darse cuenta de ello con publicaciones incluso de personas muy cercanas a uno. Pero no culpo a Facebook, sino a la vasta maquinaria de telecomunicaciones corporativas e institucionales en las que estamos sumidos. Y es que quién va a querer cambiar un país donde lo más importante es sobrevivir para el siguiente día, pues son tierras donde está prohibido soñar, porque si te atreves mueres de hambre o alguien más vivo coge tu puesto.

23 de abril de 2018.

"Alborada"

Aquí un trabajo por el que luché todos los días de mi vida desde su creación.

http://eriados.com/


viernes, 20 de abril de 2018

"La mala hierba".

A ustedes que son tan cultos les quiero recomendar un autor que poco mencionan, a diferencia de Gabo al que sí mencionan y admiran mucho pese a sus tertulias con Fidel; Y del que no lanzan pese a ello ninguna arenga. 
Bien le decía yo a un amigo recientemente que, si él teniendo la capacidad de influenciar a la gente menos informada con lo que estudiaba y decía, tenía la responsabilidad de tener cuidado con lo que profería, dado lo voluble que era la opinión pública y tan mancillada por las innumerables puyas, tan característico esto de la cultura colombiana.
El personaje al que me refiero es Juan Gossain. Escritor y periodista. Desde muy joven leí su “Mala hierba”, que como Colombiano recomiendo; asimismo recomiendo la forma en que practica el periodismo, que no debería ser solo en el periodismo sino en el lenguaje en general de esta sociedad.



viernes, 6 de abril de 2018

La burbuja.

A Petro lo van a asesinar. Lo va a asesinar en un país educado por Facebook y por frases de cajón de políticos desesperados; Lo van a asesinar en una burbuja forjada por ancianos que cortaron las alas de jóvenes generaciones. Este país no merece un presidente como Petro, en cambio merece seguir siendo una tragedia malísima entre gente barrigona con sombreros blancos y bigotes embadurnados de aguardiente; así que en mi pesimismo votaré, pues, por Petro. Y si lo asesinan, quizá resulte un eco que vislumbre los siglos en que nos asesinaron a nosotros sin importancia… Y tentarán al pueblo en su último aliento.

Lukas Guti 06/04/2018